El Cerdito Crujiente, el chicharrón que hace pecar hasta al más fit

El Cerdito Crujiente, el chicharrón que hace pecar hasta al más fit

Para quienes desean tener todo el sabor del cerdo, pero con el crunchy que implica; El Cerdito Crujiente es un restaurante familiar que enaltece el tradicional vigorón con chicharrón carnudo hecho al horno.

Cristian Burgos, es el fundador de El cerdito Crujiente; un negocio de carne de cerdo que propone una peculiar forma de cocción que se caracteriza por su corte.

El proyecto nació cuando el emprendedor, al querer iniciar un negocio de catering; no pudo encontrar un proveedor de carne de cerdo que le convenciera por completo. Entonces, decidió cambiar el rumbo y aprovechar ese hueco en el mercado. Fue así que nació El Cerdito Crujiente, como una alternativa ultra conveniente para los amantes de la carne de cerdo.

El Cerdito Crujiente, el chicharrón que hace pecar hasta al más fit
Foto: El Cerdito Crujiente, el chicharrón que hace pecar hasta al más fit / NE

Lee también: El alma de la técnica del pellizco en las camisetas de Lucrecia

Cris ha creado con El Cerdito Crujiente una experiencia de sabor única, gracias a la caja china, un horno portátil cuya historia se remonta a la década de los cincuenta en Cuba; cuando los inmigrantes chinos llegaron a tierras caribeñas y cocinaban las carnes bajo tierra.

Posteriormente, tapaban los alimentos con una plancha de metal sobre la cual colocaban brasas y al cabo de cuatro horas; tenían una carne deliciosa y jugosa, forma de coacción que un cubano bautizó como Caja china.

El Cerdito Crujiente, el chicharrón que hace pecar hasta al más fit
Foto: El Cerdito Crujiente, el chicharrón que hace pecar hasta al más fit / NE

En Nicaragua la caja china tiene su representación en El Cerdito Crujiente, donde la diferencia es que la técnica es utilizada únicamente para la carne de cerdo con la que elaboran un chicharrón carnudo; que le llaman también de 4 capas, donde la parte de encima es crocante y las otras capas de carne son suaves y jugosas, horneadas 100% artesanal en caja china.

El Cerdito Crujiente posee en su menú chicharrón carnudo, costilla con chicharrón personal, vigorón especial y vigorón de costilla de 4, 8 y 12 onzas; o bien una libra de chicharrón carnudo o costilla de chicharrón con dos guarniciones de tu preferencia que pueden ser: gallopinto, tortilla, yuca, malanga o papa campesina.

También podés asumir el reto del plato «A que no me comes» y si lo terminas en menos de una hora, no pagas absolutamente nada.

El Cerdito Crujiente, el chicharrón que hace pecar hasta al más fit
Foto: El Cerdito Crujiente, el chicharrón que hace pecar hasta al más fit / NE

El Cerdito Crujiente ha dado la oportunidad de probar esta forma tan sencilla y deliciosa de preparar platos típicos nicaragüenses en horarios de atención de martes a sábado 7:30 am a 8:00 pm; y domingos de 7:30 am a 3:00 pm.

Con capacidad para albergar alrededor de 80 personas, este restaurante nos regala una espectacular vista cerca de la capital en la Pista suburbana; exactamente de la entrada del Parque de Feria, 150 mts al sur. Pero si prefieres probarlo en la comodidad de tu hogar podés pedirlo por delivery y pecar con un delicioso Pork Belly al WhatsApp 8869-0000.

También te puede interesar

Nicaragua semillero de mentes creativas con potencial innovador

Nicaragua semillero de mentes creativas con potencial innovador

Entrevista a César Siles, propietario y diseñador de Siles Publicidad

Entrevista a César Siles, propietario y diseñador de Siles Publicidad

Arte, sabor y diseños en manos laboriosas de nicaragüenses

Arte, sabor y diseños en manos laboriosas de nicaragüenses

Emprendimientos llenos de cultura, idiosincrasia e identidad nacional